Emae | Centro de Rehabilitación Neurológica | Neuropsicología, Logopedia, Psicología , Osteopatia y Fisioterapia.

Diástasis Abdominal, cómo hacer que desaparezca

Diástasis Abdominal, cómo hacer que desaparezca

Hipopresivos para la Diástasis Abdominal:

 

Cuando hablamos de diástasis abdominal, nos referimos a la separación del músculo recto de abdomen mas de 2,5 cm (separación de los vientres derecho e izquierdo respecto a la línea media del abdomen).  Ésta separación se produce en algunos casos durante el embarazo, pero mayoritariamente en el postparto.

El músculo recto de abdomen famosamente conocido como “la tableta de chocolate”, está localizado en la zona mas superficial de nuestro abdomen y su función principal es postural, pues se encarga de estabilizar nuestro tronco en la bipedestación, andar… y dar sostén a las vísceras abdominales. Cuando se contrae de manera bilateral se flexiona el tronco y si es unilateral se producen inclinaciones del tronco. También participa en la respiración durante la fase espiratoria.

Factores de riesgo de una diástasis abdominal:

  • Hipotonía de la musculatura abdominal, pélvica y perineal.

El estilo de vida sedentario que llevamos y las malas posturas a la hora de sentarnos, andar, hacer diferentes tareas,  hacen que por bajo tono de nuestro abdomen aumente la presión en nuestro suelo pélvico provocando futuras incontinencias urinarias, por ejemplo.

  • Incorrecto trabajo de la musculatura abdominal.  

Cada vez se desecha con mayor frecuencia la práctica de los abdominales clásicos, pues éstos provocan un aumento de presión en abdomen y zona perineal que repercutirá en la funcionalidad de dicha zona.

  • Aumento de peso excesivo.

Un aumento de peso en un corto período de tiempo si no se tiene un buen tono abdominal puede provocar el desgarro de ambos vientres musculares del recto del abdomen con respecto a la línea media (línea Alba).

  • El embarazo.

Al igual que en un aumento de peso,  en este caso los vientres musculares se separan para ceder sitio a la gestación y  contamos además con el factor hormonal. Durante el embarazo se produce un aumento de la relaxina entre otras hormonas, haciendo a la mujer embarazada mas laxa de lo habitual siendo un factor muy importante a tener en cuenta.

  • El Parto.

Aunque se trata de un proceso fisiológico, no deja de ser un sufrimiento para la zona implicada. El aumento de presión para expulsar al feto y la falta de preparación de la zona abdominal puede dar lugar a una diástasis de los vientres musculares.

 

Si te encuentras dentro de los factores de riesgo y sospechas que puedas tener una diástasis abdominal lo mejor es que acudas a tú médico para que te mande las pruebas necesarias. Además dentro la de fisioterapia especializada en suelo pélvico, existe una batería de test y valoraciones que nos ayudarán a distinguir entre una posible diástasis abdominal o no.

Una vez confirmadas nuestras sospechas debemos ponerle remedio, ¡debemos empezar cuanto antes! el tratamiento respetando la cuarentena del postparto. Y si estas pensando volver a quedarte embarazada, es aconsejable dejar un tiempo de recuperación a la zona.

Una de las técnicas utilizadas son los hipopresivos. A través de los hipopresivos provocamos una contracción refleja de la musculatura lumbo-abdominal, además de muchos otros beneficios.  Si quieres conocer más sobre ellos, haz click AQUÍ.

 

La electroestimulación y el uso de kinesiotape también  ayudan a la activación propiocectiva, sensitiva y motora de las fibras musculares del recto del abdomen, principal acfectado.

Si quieres pedir más información no dudes en contactar con nuestro centro pinchando AQUÍ. 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*