Emae | Centro de Rehabilitación Neurológica | Neuropsicología, Logopedia, Psicología , Osteopatia y Fisioterapia.

Ventajas del tratamiento de fobias con realidad virtual

Ventajas del tratamiento de fobias con realidad virtual

REALIDAD VIRTUAL CON BIOFEEDBACK

 

La realidad virtual (RV) es una herramienta utilizada en la práctica clínica que permite la creación de espacios tridimensionales, consiguiendo así, simular la realidad a través de un ordenador, donde se pueden introducir modificaciones de los elementos que queremos que conformen el ambiente virtual, además de poder controlarlo el terapeuta. Es por esto que resulta más eficaz que la exposición en vivo y en imaginación para el tratamiento de determinados trastornos psicológicos.

 

¿Cuáles son sus ventajas?

 

  • Permite un mayor control de la situación al terapeuta, lo que tranquiliza al paciente y le lleva a explorar más las consecuencias de cada acción que lleva a cabo dentro del mundo de realidad virtual, pudiendo también interactuar con los elementos que se encuentre. El terapeuta puede establecer una graduación de dificultad para la superación de cualquier trastorno que pueda presentar el paciente. Además, es posible repetir más de una vez una situación determinada sin necesidad de esperar a que las condiciones del mundo real la recreen.
  • Ahorro de tiempo ya que el empleo de esta herramienta supone no tener que desplazarse fuera de la consulta, con el consiguiente aumento de la intimidad para el paciente y la eliminación de cualquier sesgo de deseabilidad social, en caso de encontrarse en un lugar público.

 

¿Para qué se utiliza?

Principalmente se utiliza para el tratamiento de trastornos de ansiedad, y en concreto las fobias específicas, esta técnica resulta de gran eficacia para su intervención, incluyéndose el biofeedback como un potenciador de los beneficios del tratamiento. Además, resulta útil en otras alteraciones como la fobia social, el trastorno de pánico con agorafobia y el trastorno de estrés postraumático.

Por otro lado, también está siendo útil en trastornos de la conducta alimentaria, mediante esta técnica se identifican conductas alimentarias desadaptativas, se modifican las percepciones erróneas acerca de su imagen corporal y se lleva a cabo la exposición a determinados aspectos temidos. Por otro lado, parece ser que los pacientes aceptan mejor la información proporcionada por el ordenador, antes que aquella que proviene del terapeuta. También, se ha ido expandiendo a más trastornos, abarcando en la actualidad el autismo infantil, el TDAH, la eyaculación precoz, trastornos adaptativos, duelo patológico, trastornos relacionados con el consumo de sustancias, así como ludopatías.  Si bien es cierto que aún se encuentra en investigación su utilidad para todos estos trastornos, ha demostrado ser de gran utilidad para paliar síntomas relacionados con la ansiedad. 

Actualmente, clínica Emae cuenta con dispositivos para realizar terapia virtual. Si estás interesado, haz click aquí.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*